Querida mujer…

Mañana , 14 de Agosto  2018 es el cumpleaños de nuestra gran madre, C.30 . Nuestra querida y gran mujer a la que dedicamos estas letras que  ella misma escribió a esas mujeres a las que considera muy especiales porque le ayudaron a crecer.

Hoy, le damos las gracias  por crearnos , acompañarnos y darnos su vida. Muchas felicidades «mujer derrochadora de tanto amor».

Tu familia

 

29 de enero de 1995.

Querida mujer:

Ésta es una carta a una sombra. Al recuerdo de todas las mujeres que pasaron cerca de mí, que me alcanzaron con su ternura, que me ayudaron a crecer. Es una carta a la fe que he ido depositando en las personas cercanas. Una fe misteriosa, difícil de medir, casi mágica. Ésta es una carta al esfuerzo de comunicación que he ido tejiendo a lo largo de la vida.

Una carta es una disculpa para la esperanza o para el desamor y no sé bien, querida mujer, qué vas a esperar de mí en estas frases encogidas y tambaleantes. Una carta, la mayoría de las cartas, pasan por nosotros como pasa la noche, sin saberlo, sin saborear el tiempo, sin advertir el calor o la vida que late en las palabras, el aliento de quien las escribió. A veces, una carta es sólo una torpeza y nos deja en la boca la sensación amarga de haber perdido una oportunidad.

Ya casi nadie escribe cartas. Será porque los años nos han cambiado la piel y la ternura. Será porque nos decimos las cosas con otros lenguajes y con otros gestos y con otra intensidad… Añoro aquella edad en que me escondía para escribir. Añoro aquellos poemas que componía en las tardes de lluvia. Añoro el aroma de la tierra mojada, que hacía nacer en mi alma el amor desconocido. Muchos años después, leyendo mis «diarios de entonces y los cuadernos de versos con tapas de tela», me daba pena de aquella muchacha que era tan feliz y sufría al mismo tiempo.

Querida mujer, sabía que estaba en deuda contigo, que lo estaré siempre. Quiero aprovechar para darte las gracias desde aquí por haber pasado cerca de mí, por alcanzarme con tu ternura, por ayudarme a crecer, porque sigas existiendo. ¡Que Dios te bendiga!C.95

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: